martes, 26 de febrero de 2013

¿Qué sentido tiene nuestra vida?

Hola apreciables visitantes que por alguna razón entran en este espacio virtual y comparten las cosas que escribo cada vez que me llega la inspiración.

Siempre que escribo pienso que por alguna buena razón me llegan estas inspiraciones. No sé, quizás es debido a que como psicóloga y terapeuta veo a diario como muchas personas sufren debido a no encontrarle mucho sentido a sus vidas.

Cuando uno es pequeño, si nos tocaron padres que no nos dañaron, nuestra infancia fué bastante feliz. Quizás debido a eso, disfrutamos mucho los momentos con nuestra familia y amigos. Luego conforme fuimos creciendo, comenzamos a tener algunas dificultades para seguir siendo felices. Una de ellas, cuando por primera vez nos obligaron a dejar la proteccion y la comodidad de nuestra casa y logicamente de la compañía de nuestra mamá. Algunos entramos al kinder alrededor de los 4 o 5 años, lo cual no evitó tener que pasar por la angustia de la separación de aquel ambiente conocido y familiar, al reto de irnos a un lugar donde no conocíamos a nadie, ni nadie nos conocía...

Como quiera que haya sido, seguimos creciendo. los problemas fueron subiendo de nivel, cuando nos enamoramos la primera vez, cuando reprobamos, cuando se burlaron de nosotros alguien malintencionado, cuando hicimos el ridículo en clase, y bueno muchas cosas que nos hicieron darnos cuenta que la vida no siempre era buena y que había que aprender a encontrarle algun sentido a los malos momentos o de lo contrario sufriríamos muchisimo...

Luego si continuamos con los estudios, las cosas se fueron poniendo más y más difíciles, hasta el grado de no saber qué debíamos elegir como profesión, y elegir algo para salir del paso, quizás más por complacer a nuestros padres que por estar realmente seguros de que eso era lo que le daría sentido a nuestras vidas.

Y entonces, tarde o temprano, llega un día en que nos llenamos de preguntas acerca de que sentido tiene nuestra vida. Bueno aunque tengo que aclarar que hay personas que jamás se cuestionan el motivo de su vida. Pero no me refiero a esas personas...
Mas bien hablo de aquellas personas que entran en crisis, y comienzan a sentirse hartas de sus vidas, y a veces hasta de sí mismas...

Encontrar la respuesta a esta pregunta con la que inicié hoy este artículo, es la clave de una vida plena y feliz.
Muchas personas, por ejemplo buscan toda su vida desesperadamente el tener y adquirir bienes materiales ya que suponen que eso les dará una gran estabilidad y felicidad en sus vidas.
Quizás en un primer momento les haga creer que si, pero la evidencia nos dice que muchas personas que han logrado amasar grandes fortunas, no siempre se sienten plenas mucho menos felices...

¿que sentido tiene nuestra vida?
Pienso que esa respuesta la encontraremos cuando al mirar atrás, descubrimos como nuestras acciones han impactado de una forma positiva a más de una persona con la que hayamos convivido.
pero más allá de esto, si al mirar atrás nos gusta la persona en la que poco a poco nos hemos ido convirtiendo...











2 comentarios:

  1. Ola!!! que buen post me gusto mucho y en especial lo primero en donde mencionas acerca de la infancia y el trato que recibimos. Porque precisamente de acuerdo a nuestras experiencias de la infancia es como reaccionamos o vemos las cosas de cierta manera una vez adultos...
    lei un ibro llamado EL QUINTO ACUERDO de miguel ruiz que esta exelente (se los recomiendo) y presisamente trata de como desde pequeños vamos creyendo o no las cosas.
    bueno pues es solo lo que pienso saludos
    les dejo mi blog para que le den un vistaso
    www.nexosinterpersonales.blogspot.mx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jorge por tus comentarios, claro que siempre es bueno ir elevando nuestra conciencia para convertirnos en mejorees personas. Con gusto visitare tu sitio, que amable!!

      Eliminar

LOS ENEMIGOS DE NUESTROS HIJOS ADOLESCENTES.

Te invito a ver el video donde te comento cuales son las cosas que estan afectando a nuestros hijos adolescentes y que los desorientan... ...