sábado, 2 de septiembre de 2017

EL FRACASO EN EL AMOR


¿Existe realmente el fracaso? ¿O es que no aprendimos a amar? Con esta idea deseo iniciar en esta ocasión mi artículo. ¿Cómo se gesta el amor a uno mismo? ¿y porque es indispensable haber desarrollado la capacidad de amarnos antes de siquiera pensar en amar a otra persona?



La realidad es que no se puede dar lo que no se tiene suficiente ni para uno. Asi es como los primeros modelos de pareja o de no pareja (cuando no tuvimos el padre o la madre con nosotros), van a ir mostrando aquello que nos resultará altamente familiar. Y que determina la forma como nos iremos relacionando con el sexo opuesto. Si en nuestra crianza, la relación de papá y mamá fue conflictiva, tendremos ese modelo interior. Y cuando encontremos a la persona con la cual repetirlo, nos sentiremos fuertemente atraídos hacia ella. Lo mismo que cuando sufrimos abandono en una etapa muy temprana, si papá se fue y dejó a mamá, y vivimos la sensación terrible de soledad y vacío al ver sufrir a esa mujer que nos dio la vida. Aprenderemos a esperar que una pareja puede dejarnos, y que tarde o temprano se irá. 

Los modelos se absorben sin darnos cuenta. Entonces cuando adultos, nos sentiremos atraídos hacia una persona que no está del todo disponible, ya sea porque tiene en la actualidad un compromiso con otra persona, o porque le cuesta trabajo asumir el compromiso con uno… y ¿adivina que? Derivado de esa perenne e irracional sensación de miedo al abandono, harás con tus demandas afectivas (pedir, y rogar por que no te dejen) que tu profecía del ser abandona(o) se cumpla finalmente…

No es sencillo desentramar el misterio de porque no has podido tener éxito en el amor… pero todo empieza porque te des cuenta de tus antecedentes familiares. ¿En tu hogar hubo algún caso de una pareja que se amó? Que a pesar de las diferencias entre ellos, ¿hayan sido felices finalmente? ¿O tu sistema familiar estuvo lleno de infidelidades, abandonos, conflictos, violencia, desamor e indiferencia? ¿Cómo lograr romper con esa cadena familiar que no te ha permitido lograr la dicha de amar y ser amada(o)?

Empieza por entender que si no existen buenos modelos, es porque muy desafortunadamente el amar no es algo sencillo de comprender. A veces decimos amar, pero no somos conscientes de que ni siquiera sabemos cómo darnos ese amor primero. El amor empieza por reconocer que merecemos ese amor. Luego comenzar a mirar con compasión el que no  sepamos como compartir ese amor, a veces ni saber cómo recibirlo. (Una de mis alumnas, me decía lo difícil que le era recibir amor de otras personas sin sentirse algo incómoda o culpable)…ya sabes, el clásico cuando recibes un regalo inesperado en tu cumpleaños: “No te hubieras molestado”… Sin considerar que para la otra persona sea un verdadero acto de afecto para ti. Entonces la clave esta en comenzar ese camino hacia aprender a amarte más a ti mismo(a). ¿No te toco una infancia amorosa? ¿O unos padres que te enseñaran a amarse como pareja? Bueno acéptalo de una vez por todas. Como siempre he dicho… ¿Qué piensas hacer ahora? Porque definitivamente elegir personas solamente de forma subconsciente (o sea en base a patrones familiares disfuncionales) no creo que sea una buena opción. Mejor sería que decidas tomarte espacios de crecimiento, donde al lado de otras personas deseosas de ser mejores seres humanos, puedas desentramar la telaraña que ha hecho de ti, lo que hoy eres. Alguien tan sufrido(a) por falta de suficiente amor


¿Quieres realmente saber el secreto de ser alguien mejor, y no lo más triste de tu crianza? Pues manos a la obra. únete a alguno de mis grupos de crecimiento semanales… llámanos. Estamos para apoyarte. Whatsapp: 2299-517554

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS ENEMIGOS DE NUESTROS HIJOS ADOLESCENTES.

Te invito a ver el video donde te comento cuales son las cosas que estan afectando a nuestros hijos adolescentes y que los desorientan... ...