domingo, 22 de enero de 2012

La Educación Emocional para una Vida Feliz.

LA EDUCACION EMOCIONAL PARA UNA VIDA FELIZ.


Por: Psicóloga Laura Reyes de Magallón

Todos anhelamos una vida feliz, amar y ser amados. Desafortunadamente, y debido a las carencias afectivas de nuestra niñez, crecemos llenos de complejos, sentimientos de abandono, imperiosa necesidad de ser reconocidos, aceptados, y por supuesto amados más allá de nuestras limitaciones. Pero ¿Qué hacer si la mayoría está en la misma situación que nosotros? No me crean, simplemente observen alrededor nuestro: Seres que se hieren con indiferencia, exceso de crítica, o demandas excesivas de atención. ¿Qué hay detrás de todo esto? Miedo. Si, como lo oyes, MIEDO con mayúsculas. Miedo a no ser amados. A no ser aceptados. A ser Abandonados. ¿Qué deriva de estos sentimientos tan infantiles? Pues eso que se llama Dependencia para no sentirnos solos, nos aferramos a personas, situaciones, expectativas de perfección para sentir algo de certeza con respecto a nuestro entorno y nuestra vida. Hay quienes se encapsulan detrás de una actitud de “a mí nada me afecta” ó “nada me importa”, cuando en el fondo se mueren por una caricia, que anhelan tanto como temen.

Siempre habrá situaciones que tengamos que enfrentar, y cuando no las resolvemos en el momento, pueden generar que nos vayamos decepcionando de las personas y de la vida, en caso de seguir sucediendo las cosas de la misma forma, una y otra vez.

Cuando no se desarrolla la capacidad emocional, podemos pelearnos, decir mentiras, contestar de manera hostil, tomar de forma personal las cosas que nos dicen o nos hacen, sobre reaccionar antes las cosas, o simplemente pensar que los demás tienen algo en contra de nosotros. Con frecuencia una persona que no sabe regular lo que siente, va consumiendo la energía de su cuerpo en cada interacción que no sabe manejar correctamente. Algunas de las consecuencias de esta mala regulación emocional terminan convirtiéndose en enfermedades de todo tipo. Se dice con frecuencia que somos lo que comemos, esto es verdad, no solo con respecto a los alimentos, sino a la dieta que llevamos en cuanto a lo que pensamos y por supuesto, sentimos.

Todos deseamos tener experiencias gratificantes, y las buscamos de muchas maneras: a través de resultados inmediatos aunque no muy sanos, como podría ser comernos una rebanada de pastel, tomarnos una copa, jugar durante horas video juegos o quedarnos en las redes sociales; sin embargo, el chiste de la vida consiste en aprender a expresar nuestras emociones y a conectarnos profundamente con los demás. Pero para ello, hay que remontarnos a nuestro pasado. A la forma como se nos permitió o no mostrar nuestro interior. La belleza que todo niño o niña tiene cuando nace y que es arrebatada muchas veces por la misma neurosis de sus padres…

Lo hermoso de esto es que en el momento, en que te das cuenta a través de una buena terapia, o un buen curso; de que ya no quieres mas relaciones superficiales, relaciones en las que tienes que fingir que eres algo que en realidad no eres, solo para no quedarte solo; cuando ya te cansaste de mantener encapsulado tu corazón porque ya no crees en el amor, es cuando estas realmente listo, ¡Para Abrir el Corazón!

Si quieres aprender a Educarte Emocionalmente visita nuestro blog:
http://www.centrodespertares.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS ENEMIGOS DE NUESTROS HIJOS ADOLESCENTES.

Te invito a ver el video donde te comento cuales son las cosas que estan afectando a nuestros hijos adolescentes y que los desorientan... ...